Manzana de caramelo”, el primer álbum de Jaime Anglada y Carolina Cerezuela concita la voz natural, sencilla, directa y dulce de Carolina y la voz y la guitarra de Jaime, empapados de ese estilo tan suyo forjado a lo largo de sus veinte años de carrera y en los que ha grabado ocho discos de rock “angloamericano”, bajo el influjo notable de Elvis, Bob Dylan, Bruce Springsteen o Van Morrison y también el lirismo de cantantes-compositores españoles, sobre todo de Joaquín Sabina y de Quique González.

Jaime Anglada y Carolina Cerezuela se sorprenden cantando juntos y terminan grabando su primer álbum: Manzana de caramelo, que también es el primer single. Poco sabían el uno del otro antes de su encuentro fortuito “Todo comenzó con una canción”, cuenta Anglada. “Una amiga común me pidió que escribiera una canción para Carolina por una causa benéfica. Compuse ‘El lápiz está en tus manos’”. Fui a su casa a cantársela y como de manera espontánea Carolina se puso a cantar conmigo. Me preguntó si tenía más canciones. La primera que le presenté fue ‘Manzana de caramelo’, el tema punto de partida de esta historia”

lanzamientodisco

La alicantina Carolina Cerezuela, actriz de teatro y de televisión en un sinfín de series, revela ahora su pasión por la música y una voz real que canta dulce y bonito. “Jaime me ha permitido siempre el capricho de poder elegir las canciones  que me hacían sentir algo y además poder cambiar frases, palabras. Ha sido muy abierto y me dejado que yo las sienta como mías”.

“Manzana de caramelo” es asimismo un disco preciosista de canciones de dúo, de voces mediterráneas, con arreglos muy orgánicos, sin aspavientos, ni efectos especiales. La instrumentación es básica (batería, bajo, guitarras y pianos armónicos y melodiosos) a la que en algunos temas acompañan vientos y metales sutiles y elegantes. Y las dos voces interpretan letras plenas de intimismo con mucho lirismo, idóneas para cantar a la vez o alternarse en forma de diálogo. Anglada y Cerezuela se escuchan, se sienten, se cantan canción a canción.  Parece difícil imaginarse temas como “Soñar contigo”, “Cuentas pendientes” o “Ni tan lejos ni tan cerca” , “Cuadros sin terminar”, “El reloj y el tic tac” sin ambas voces. Son canciones de dúo. El dúo, algo que echábamos de menos en la música española de larga tradición desde el Dúo Dinámico o Vainica Doble a Víctor y Diego, Sergio y Estíbaliz o Ella Baila Sola.

“Manzana de caramelo”, grabado por José María Rosillo, con músicos muy próximos al sonido Anglada (Toni Jurado,  Maqui Hernández, Santi Comet,…), con mimo, con esa delicadez sutil de no abrumar las melodías, las  dos voces, sino de arroparlas, de enaltecerlas.. Las canciones, las letras, las armonías brillan por sí solas.